Naturalmente cuando se habla del fin de la pobreza extrema no se pueden hacer generalizaciones ya que es un tema demasiado amplio, trascendente y ¿además circunstancial? Para el propósito de este articulo, sin embargo, pensemos en ceteris paribus (permaneciendo el resto constante) y hagamos un análisis racional de por que hay pobreza en el mundo y así que soluciones se pueden ofrecer a dicho problema.

En la mayoría de situaciones la pobreza es un estado mental y en otros circunstancial (falta de 2015-08-16 09.59.42recursos, tierra, la política, la corrupción, etc.). En este caso especifico hablare de la pobreza como un estado mental solamente para hacer las cosas menos “complicadas”. La pobreza no es la falta de dinero ni de posesiones, como ya verán la pobreza es un estado de la mente en donde las personas teniendo la oportunidad de mejorar sus condiciones de vida deciden optar por cosas vanas e inútiles y continuar en exactamente la misma situación actual.

Un ejemplo muy contundente de este tipo de pobreza es en donde la gente consigue dinero solamente para comprar bienes y servicios de lujo y para el entretenimiento como TV’s, equipos de sonido, etc. Hace poco tuvo la oportunidad de visitar a una comunidad indígena y la gente a pesar de vivir en condiciones prácticamente “inhumanas” (terrible sanitación, casas a punto de caerse, frio, malnutricion, etc.) de alguna manera consiguen dinero para comprar TV por satélite y TVs plasma muy lujosos de los cuales ni siquiera yo tengo uno. Esta situación no es ajena a muchas personas, no solo en Colombia sino en el mundo y lo peor aun a personas de todos los estatus socio económicos por igual.

La mejor manera de ayudar a aliviar la pobreza es no siendo uno de ellos.

Pero cual es en realidad la raíz de dicho problema y como se podría solucionarlo? Cuando estudiaba en Noruega solía tener un profesor quien hablaba constantemente de la educación como un componente esencial e imperativo para el desarrollo de las sociedades y así la erradicación de la pobreza extrema. Hoy día mi opinión no ha cambiado y sigo absolutamente convencido de que es la falta de educación lo que hace a la gente pobre muy pobre y lo que es peor, no querer salir de dicha situación. Pero no es cualquier educación lo que le hace falta a millones de personas. La gente necesita en realidad educación emocional, educación financiera, educación lingüística y educación cognitiva en su orden de importancia. Solo hasta cuando el individuo eduque sus emociones, sus palabras y su intelecto podrá el individuo ver un horizonte diferente y así cambiar la realidad en la que vive independientemente de la situación en la que este.

Digo sin vacilar que la pobreza en la mayoría de casos no es situacional sino mental por innumerables razones y ejemplos de vida de personajes como Abraham Lincoln, Robert Kiyosaki, y Steve Jobs entre otros quienes nacieron en circunstancias difíciles pero aprendieron a no conformarse y crear un mundo de mucha riqueza para si mismos y muchas otras personas.

De tal manera que si quieres ayudar a muchas personas y deseas que sus vidas sean radicalmente diferentes la mejor manera de ayudarles es ensenándoles a soñar de nuevo, a educarse, a tener esperanza y a creer que todos somos merecedores de grandes recompensas por nuestros trabajos y esfuerzos.

Relacionados: Como ganar una loteria y perderlo todo (CNN MONEY)